Valorar una Empresa en Venezuela en el año 2015

vendasunegocio

ENTORNO ECONOMICO
La realidad económica en Venezuela ha entrado en una fase recesiva, según un estudio
del CESLA confirma que la economía venezolana entró en recesión en el 2014. Tras
haberse publicado finalmente las cifras, los datos emanados de la autoridad monetaria
revelan una caída consecutiva del PIB de 4,8%, 4,9% y 2,3% durante los primeros tres
trimestres de 2014. Desde la vertiente de la oferta, todas las actividades no petroleras,

con la excepción de comunicaciones y actividades financieras (presentaron un
crecimiento en torno a 4% y 13% en media) han presentado cifras negativas en su
desempeño. En lo que respecta al petróleo la industria no está en capacidad de
generar divisas suficientes para pagar importaciones de bienes y servicios, como
consecuencia del estancamiento de la producción y mucho menos saldar las deudas
vencidas, El precio medio del barril de petróleo ha presentado desde mediados de
2014 un retroceso continuado de más del 44%, el precio puntual del barril a la fecha
(24-04) es de $52,61 que con respecto al promedio del precio de 2014 de $88
proyecta una caída de ingresos en el periodo 2015 de aproximadamente $30.000
millardos, si se mantiene alrededor de ese rango por barril. El leve incremento del
precio del WTI y el BRENT, y en consecuencia el precio del barril local, tuvo como
impulso las tensiones geopolíticas generadas en el Medio Oriente, también la debilidad
del dólar frente a otras divisas y las persistentes señales de desaceleración en la
producción petrolera en USA .
La Liquidez Monetaria se elevo a 2.228 millardos (17-04-2015) con un incremento del
62% de la masa monetaria en un año (01-2015) y un incremento del 8% de lo que va
del periodo según cifras del BCV, sin la debida contraprestación en la economía de
producción de bienes y servicios, a través de la emisión de dinero inorgánico
presionando los precios e incidiendo al alza en el mercado paralelo de divisas mediante
la fabricación de dinero del BCV para asistencia financiera de entes oficiales y PDVSA
(30%).
La inflación al cierre del 2014, ascendió alrededor del 67%, sin vislumbrar
probabilidades que disminuyan en los próximos meses. En lo que ha transcurrido del
primer trimestre no hay cifras oficiales publicadas por el BCV, las proyecciones del
periodo de acuerdo a estudios de analistas privados giran alrededor de los tres digitos.
Las Reservas Internacionales al 22 de Abril se ubican en $20.623,reflejando una
disminución del 2,7% respecto a Marzo 2015 y cuyo componente liquido no alcanza el
9%.
El margen de maniobra de la economía venezolana, cuya divisa depende en un 96% de
las exportaciones de crudo, se encuentra seriamente limitado por el reducido nivel de
reservas internacionales líquidas en manos de la autoridad monetaria. La consecuencia directa ha sido una drástica reducción en el nivel de importaciones, hecho que ha
derivado en un estado general de escasez de todos los bienes en la economía. Así, el
deterioro socioeconómico de la población venezolana roza la precariedad al intentar
acceder diariamente a bienes de primera necesidad 52% según la firma Tecno
Económica, ya que no se publican cifras oficiales en esta materia , incluidos los
medicamentos y en medio de una alta inflación.
El gobierno tiene limitaciones para recurrir a nuevos endeudamientos y los
proveedores externos tradicionales se niegan a suministrar bienes y servicios, habida
cuenta de los atrasos de pagos incurridos por envíos anteriores.
Los desequilibrios de la economía provienen principalmente del déficit fiscal, que pasó
de 2% del Producto Interno Bruto en 2006 al 20% en 2014. El presupuesto se ha
estimado en base a $60 el barril de petróleo y estando el costo del mismo por debajo y
al no haber recortes presupuestarios o la incapacidad de generar nuevos ingresos
resultaría insostenible el manejo de las Finanzas Publicas causando distorsiones
cambiarias y desorden monetario.
Ecoanalítica calcula que la deuda financiera y comercial de la República llega a los
$288.055 millones. Asdrúbal Oliveros, director de la firma, señala que el aumento de
las necesidades de financiamiento del sector público ha obligado al Fisco a endeudarse
cada vez más. “El destino de los recursos por endeudamiento ha sido principalmente
para pagar deuda contraída en años anteriores. Por otra parte, los préstamos de Pdvsa
no han sido para apuntalar la producción sino para aportes al desarrollo social, es
decir, pasamos de sembrar petróleo a sembrar deuda”. Resalta que aunque en
Venezuela es recurrente el tema del endeudamiento, “la deuda no para de crecer
desde 2009 y es más alta de lo que se piensa. Es el tercer país con mayor deuda en el
mundo”
La agencia de calificación crediticia S&P ha rebajado un peldaño el rating de
Venezuela, desde ‘CCC+’ a ‘CCC’ con perspectiva ‘negativa’, como consecuencia de la
previsión de precios más bajos del petróleo, así como del agravamiento de la recesión,
con una caída del PIB entre un 4% y 7% este año, y una inflación que podría repuntar
hasta un 115% en 2015.
Ante este escenario y si el Ejecutivo no lleva a cabo las reformas estructurales en la
economía que contribuyan a eliminar las distorsiones cambiarias y monetarias, los
pasivos en divisas seguirán incrementándose. Lo que aumenta la probabilidad de
“default”. Si bien las autoridades han mostrado un historial de servicio de la deuda,
incluso en aquellos períodos de alta tensión política y financiera que han caracterizado
a la sociedad venezolana en la última década, el actual shock externo que enfrenta la
economía afecta negativamente a la balanza de pagos empeorando los indicadores de
liquidez externa. Así el aumento del riesgo país y las reducciones en las calificaciones soberanas ante este panorama empeoran las condiciones de acceso a los mercados de
capitales, lo cual limita la capacidad de renegociación de los pagos programados para
el presente año y eleva aún más la probabilidad de incumplimiento.
Una acusada inflación, unida a un tipo de cambio sobrevaluado, un crecimiento
exponencial de la deuda pública y un bajo nivel de reservas internacionales en un
entorno de descenso de los precios del petróleo, (cuyo valor se encuentra actualmente
por debajo de lo estipulado en el presupuesto de 2015) dificultan claramente la
financiación del sector público. Ante este escenario las autoridades han articulado un
programa económico que resulta a todas luces insuficiente para reducir la
vulnerabilidad fiscal, puesto que carece de medidas orientadas a promover la actividad
del sector privado y reducir la dependencia del petróleo.

METODOLOGÍA DE VALORACIÓN
La metodología de valoración se apoya en la teoría de inversión basada en el valor
actual de los futuros beneficios distribuibles y el valor residual al final del período
proyectado. Los beneficios de la inversión se suponen suficientes para cubrir los
intereses del comprador y los pagos de amortizaciones. Este método permite
determinar el valor de una empresa a partir de la estimación de los flujos de dinero
(Cash Flow) que generarán en el futuro.
La expresión general que usaremos para determinar el valor de la empresa está dada
por:
Valor de la empresa = VPN (FCF, WACC) + Valor Terminal (FCFi+5; WACC) – Valor de la
deuda
VPN(FCF, WACC): Valor presente neto de los Free cash flow descontados a la tasa
WACC
Valor Terminal (FCFi+5; WACC) Valor presente del FCFi+5 en el período (i+5)
descontada a la tasa WACC
FCF. Flujo de Fondos Libres (Free Cash Flow)
WACC: Coste ponderado de los recursos (Weighted Average Cost of Capital)

a.cabezas@sevendenegocio.com.ve

Esta entrada fue publicada en Finanzas por Alejandro Cabezas. Guarda el enlace permanente.

Acerca de Alejandro Cabezas

Somos una empresa con formato de franquicia que opera a nivel nacional. Fue creada en 2006 con la idea de llenar un vacío en la calidad de servicio dejado por el sector de la intermediación inmobiliaria y la banca de inversión en varios segmentos del mercado de compra y venta de negocios que se sentían mal atendidos.