El automóvil que las petroleras quieren esconder

WORLD-WIRE, del 05/11/09, anuncia el invento de EarthSure, una empresa de Woodbridge, New Jersey, de un automóvil que utiliza energía solar y eólica, produciendo a la vez electricidad que puede ser transferida al hogar, para gran ahorro en el consumo.

La revista titula el artículo en forma inquisitiva hacia las empresas petroleras, indicando que éstas están haciendo lo posible por impedir se le facilite a la empresa fabricante la obtención de la patente por el vehículo, lo cual no parece factible, toda vez que las gestiones han sido completadas legalmente.


El vehículo, que tiene un diseño similar a los carros que funcionan con gasolina, es considerado como el gran paso adelante en la campaña mundial de la energía limpia, pues elimina por completo el uso de los combustibles fósiles, convirtiéndose en el gran elemento que habrá de causar un impacto en la revolución ambiental, pues la mayor de las emanaciones contaminantes de la atmósfera proviene hasta ahora de la inmensa cantidad de vehículos movidos por gasolina o diesel.

Igualmente, estos dos productos son los favoritos de las refinerías del petróleo, sin los cuales muchas de éstas tendrían que clausurarse. De aquí, la preocupación de la industria petrolera por el éxito del nuevo carro eléctrico AirRay.

El sistema utilizado por el AirRay es muy especial. El techo del vehículo consiste de un panel que contiene una membrana del tipo “honeycomb” o acanalado, la cual absorbe los rayos del sol, bien estando el vehículo estacionado o en movimiento, pasando la energía al sistema ubicado en la parte trasera. La tapa del “motor” cubre tres turbinas que absorben la fuerza del aire recibido en movimiento y la convierten en energía eléctrica, la cual es almacenada en la batería del vehículo. Una cuarta turbina de aire está ubicada en la cajuela o “maleta” del vehículo, absorbiendo la corriente de aire que se forma alrededor del vehículo en movimiento.

Los ingenieros han incorporado al vehículo la característica, que recibe el nombre en inglés de Vehicle-to-Grid, V2G, la cual permite al usuario transferir energía eléctrica a su vivienda o en sentido contrario, favoreciendo así el costo que debe pagarse por el consumo de energía.

El primer AirRay tendrá las características descritas en un modelo híbrido, que también pueda moverse con gasolina o diesel. Sin embargo, anuncia Raymond Saluccio, el presidente de EarthSure, nuestra creación definitiva será totalmente eléctrica y no tendrá uso para los combustibles. El vehículo definitivo será capaz de desarrollar velocidades convencionales, pero su diseño llamará mucho la atención de la gente. La versión final del AirRay está prácticamente terminada, pero EarthSure, el fabricante, ha introducido solicitudes para cubrir diferentes patentes ante la U.S. Patent and Trademark Office, para asegurarse que el desarrollo del mercado será rápido una vez aprobadas dichas patentes.
Andrés E. González Añez. Coordinador de proyectos y estudios.

Esta entrada fue publicada en Tecnología por Alejandro Cabezas. Guarda el enlace permanente.

Acerca de Alejandro Cabezas

Somos una empresa con formato de franquicia que opera a nivel nacional. Fue creada en 2006 con la idea de llenar un vacío en la calidad de servicio dejado por el sector de la intermediación inmobiliaria y la banca de inversión en varios segmentos del mercado de compra y venta de negocios que se sentían mal atendidos.